PIDE TU CITA POR WHASTAPP

911560944

Estimulación transcraneal: usos y aplicaciones de la tDCS
Manuel del Valle Fisioterapeuta en Téxum

Un enfoque emergente para mejorar la plasticidad neuronal y, por lo tanto, los resultados de la rehabilitación después de un accidente cerebrovascular es la estimulación cerebral no invasiva (NIBS), siendo la tDCS la más utilizada clínicamente, debido a su relativa economicidad y fácil aplicabilidad,  constituyendo una terapia adyuvante ideal durante la rehabilitación del accidente cerebrovascular, entre otras patologías.

Actúa aplicando una corriente continua débil y constante al cerebro y tiene la capacidad de mejorar o suprimir la excitabilidad cortical, con un efecto que dura hasta varias horas después de la estimulación (1).

Diferentes montajes de tDCS pueden inducir diversos efectos en las redes cerebrales, que dependen directamente de la polaridad y el posicionamiento de los electrodos. Si bien se cree que la tDCS anódica mejora la excitabilidad cortical, la tDCS catódica disminuye la excitación de las áreas estimuladas. Los estudios han demostrado que la corriente eléctrica generada por tDCS interfiere en el potencial de membrana en reposo de las células neuronales, lo que modula la actividad de los circuitos cerebrales espontáneos.

A pesar del objetivo de la tDCS de modular las áreas corticales mediante el uso de diferentes parámetros, algunos estudios han demostrado que, al alterar la excitabilidad cortical, el campo eléctrico podría llegar a las estructuras subcorticales, como los ganglios basales, debido a las conexiones cerebrales entre las áreas corticales y subcorticales. Este efecto potencial en la estructura cerebral más profunda ha respaldado la amplia investigación de tDCS en varios trastornos, incluso si la región cortical bajo el electrodo de estimulación no está directamente relacionada con la condición neurológica que se investiga.

Las ventajas de usar tDCS incluyen su bajo costo, facilidad de aplicación y seguridad. Hasta la fecha, no hay evidencia de eventos adversos graves después de tDCS en individuos sanos, así como en pacientes con afecciones neurológicas, como accidente cerebrovascular

Entre los posibles efectos secundarios presentados después de este tipo de estimulación, los más comunes consisten en sensación de quemadura, picazón, irritación transitoria de la piel, hormigueo debajo del electrodo, dolor de cabeza y molestias de baja intensidad. Como no se han informado efectos secundarios graves e irreversibles, la tDCS se considera una estrategia relativamente segura y tolerable de estimulación cerebral no invasiva. (2)

Estas técnicas se utilizan con buenos resultados en (3):

El montaje ideal para la rehabilitación motora debe basarse en un enfoque personalizado para el paciente que considere aspectos relacionados con la seguridad de la técnica en esa población específica y la calidad de la evidencia disponible.

Por lo tanto, los enfoques de tDCS convencionales demostraron efectos prometedores, y se están desarrollando nuevas estrategias para mejorar los efectos de tDCS y hacer que este enfoque esté más fácilmente disponible para los pacientes en entornos clínicos y en el hogar.

Bibliografía

  1. Elsner B, Kwakkel G, Kugler J, Mehrholz J. Transcranial direct current stimulation (tDCS) for improving capacity in activities and arm function after stroke: a network meta-analysis of randomised controlled trials. J Neuroeng Rehabil. 2017;14(1):95.
  2. Santos Ferreira I, Teixeira Costa B, Lima Ramos C, Lucena P, Thibaut A, Fregni F. Searching for the optimal tDCS target for motor rehabilitation. J Neuroeng Rehabil. 2019;16(1):90. Published 2019 Jul 17.
  3. Hernández-Gutiérrez MI, Carrillo-Mora P. Aplicaciones terapéuticas de la estimulación cerebral no invasiva en neurorrehabilitación. Investigación en discapacidad. 2017;6(1):25-33

Fecha de publicación

7 febrero, 2022

Temas relacionados

- -

ARTÍCULOS

TRATAMIENTOS

PREGUNTAS FRECUENTES

Ir arriba