PIDE TU CITA POR WHASTAPP

911560944

¿Realidad o ficción? Derechos del paciente.
Téxum Fisioterapia

18 de abril, día Europeo de los derechos del Paciente

El próximo 18 de abril se celebra el XIV aniversario del Día Europeo de los Derechos del Paciente.

Esta vez, esta fecha tan conmemorativa para muchas personas, quedará marcada por una de las peores crisis sanitarias que ha vivido la UE y el resto del planeta en el último siglo.

El fin de convertir esta fecha en un día señalado, es el de poner consciencia en la necesidad de una correcta gestión de los derechos del paciente, así como de informar, debatir y adoptar compromisos necesarios para mejorar esos derechos y alertar sobre la necesidad de equiparar la calidad de la sanidad en todo el Continente.

Algunos de los derechos que se pretenden dar visibilidad en el día europeo del paciente y que deben ser respetados por parte de los hospitales y los centros médicos son:

  1. Derecho a que se tomen medidas dirigidas a prevenir la enfermedad.
  2. Derecho a ser informados sobre nuestro estado de salud, los servicios sanitarios que tenemos a nuestro alcance y como utilizarlos, así como a todo lo que la investigación científica y la innovación tecnológica nos puedan proporcionar.
  3. Derecho al consentimiento, a recibir toda la información necesaria para que se pueda participar en las decisiones que conciernan a nuestra salud.
  4. Derecho a respetar el tiempo del paciente y a recibir el tratamiento necesario en un período predeterminado y rápido en cada fase del proceso.
  5. Derecho a la seguridad, a estar libre del daño causado por el pobre funcionamiento de los servicios de salud, los errores médicos y la negligencia profesional.
  6. Al cumplimiento de estándares de calidad que deben ser precisos.
  7. A evitar el dolor y sufrimiento innecesarios.
  8. A un tratamiento personalizado.
  9. Al acceso. Los servicios sanitarios deben garantizar un acceso equivalente para todos.
  10. A reclamar si ha sufrido un daño y a recibir una respuesta o información adicional.
  11. A la compensación suficiente en un periodo de tiempo razonable cuando haya sufrido un daño por un tratamiento proporcionado en un servicio de salud.

Como pacientes y usuarios del sistema sanitario, hacer valer todos estos derechos y que vayan más allá de palabras escritas sobre el papel es esencial. Todos estos derechos precisan ser reflejados en lo que en el día a día ocurre en nuestros hospitales y, lamentablemente, es algo que queda muy lejos de la realidad.

Muestra de ello, es lo que está ocurriendo actualmente consecuencia del COVID19: La poca o nada previsibilidad por parte de las autoridades autonómicas y/o estatales y, en consecuencia, la ausencia de medios necesarios para afrontar la pandemia está ocasionado dolor y pérdidas irreparables que podrían haberse evitado.

A raíz de esto, sería muy iluso poner solamente énfasis en grandes declaraciones, dando por hecho que su sola aprobación, sería capaz de cambiar algo en la relación del paciente con las instituciones sanitarias y sus profesionales.

Desde nuestro espacio estamos obligados a levantar la voz y recordar que es incompatible realizar cualquier tipo de declaración de derechos y a la misma vez recortar el presupuesto sanitario año tras año, afirmando que no es posible mantener el nivel y calidad de asistencia de una manera uniforme tanto en infraestructura y equipos, materiales, cierre de camas y recursos humanos, si no somos conscientes de la magnitud que significa el recorte del gasto en este sector.

La sanidad pública es esencial para el mantenimiento del Estado Social y tiene, además, una incidencia directa sobre el bienestar del conjunto de la ciudadanía y la reducción de las desigualdades. A pesar de ello y como venimos sosteniendo, es uno de los servicios públicos que más se ha visto afectado por las políticas de austeridad.

Tras haberse superado la crisis económica, los derechos de los pacientes se siguen vulnerando sin garantías de ningún tipo. Recordemos que, tras la crisis económica del 2008, nuestra sanidad pública española ha vivido recortes presupuestarios en los últimos 10 años. Dejar de contar con más de 20.000 millones de euros en presupuesto,

más de 10.000 profesionales sanitarios y más de 5.600 camas, ha repercutido sin duda en la efectividad de los derechos del paciente hoy más que nunca necesitados y reivindicados.

Y si las diferencias presupuestarias entre países de la U.E. es muy notable, no los son menos, entre las Comunidades Autónomas de nuestro país, tanto en financiación como en el impacto de los recortes que se tuvo. El hecho de ser ciudadanos incluso de un mismo país no garantiza percibir las mismas prestaciones en todas las comunidades autonómicas, algo contrario a la finalidad de la declaración europea de derechos del paciente.

Hoy nos indignamos y observamos impotentes cómo una pandemia colapsa nuestro sistema sanitario. A partir de ahí, ¿para qué sirven estas declaraciones de derechos?, ¿en qué grado se escucha a nuestros pacientes, que podemos ser todos?, ¿dónde quedan nuestros derechos?

La respuesta es simple. Es absolutamente necesario reivindicar y reclamar para asignar los medios que merecemos todos y, hoy más que nunca, hacer valer esos derechos para que, más que palabras escritas, sean una realidad. Seamos parte de la solución para que el problema deje de verse de una manera tan lejana de lo que pretende reflejar el Día Europeo de los Derechos del Paciente.

Artículo compartido por:

Fabián Carosso. Abogado
carossoabogados.com

C/ Dr. Fleming Nº 31, 4º Izq.
28036-Madrid
Teléfono: 911250482
Móvil: 608621390

Fecha de publicación

7 abril, 2020

Temas relacionados

ARTÍCULOS

TRATAMIENTOS

PREGUNTAS FRECUENTES

Ir arriba