911560944

Natación Terapéutica como modelo de rehabilitación
Eva Fernández

Introducción al concepto de Natación Terapéutica

Se considera “natación terapéutica” aquella modalidad de ejercicio que busca, mediante el desplazamiento o la realización de ejercicios en el agua, una recuperación de una lesión y mejoría del estado de salud.

ejercicios-agua-rehabilitacion (7)

La rehabilitación en el ámbito acuático, se remonta antes de la historia de la medicina, en la cultura Egipcia, la cual ya usó los baños con fines terapéuticos desde épocas como 2000 años AC.  Posteriormente continuó en Grecia en fuentes termales naturales o volcanes cuyo fin esencial era el manejo de molestias físicas.   (Mogollón, 2005)

Hacia el siglo IV, Hipócrates, recomendaba la hidroterapia para el tratamiento de ciertos desórdenes tales como el reumatismo. Los siglos XVII y XVIII son claves para la hidroterapia. Médicos como Ovelgün, Hoffmann, Sigmund y Johann Hahn, defendieron las aplicaciones hidroterapéuticas, no sólo como método preventivo, sino también como tratamiento terapéutico de diversas enfermedades que hoy en día se mantienen vigentes.

Aún así, la época de gran despliegue de la hidroterapia fue el siglo XX, en el que se realiza la construcción y uso de piscinas privadas y públicas en muchos países de Europa y América. A partir de entonces, ocurre un auge en el ámbito de la rehabilitación acuática, a través del estudio de las propiedades mecánicas de los fluidos y sus efectos terapéuticos sobre personas con discapacidad. James McMillan (1950), Dr.Zinn (1963), Urs Gamper (1974), o Johan Lambeck (1986), fueron algunos de los responsables del origen y desarrollo de métodos como Halliwick, Bad-Ragaz Ring Method, o Terapia Acuática Específica, generando el concepto de lo que hoy se conoce comúnmente como natación terapéutica.

Situación Actual

En la actualidad, numerosas instalaciones con piscina ofrecen actividades acuáticas. Sin embargo, muchas de ellas no se adaptan a las necesidades en términos de salud que la población presenta. A la hora de comenzar un proceso de rehabilitación en piscina, o elegir una actividad acuática para mejorar un dolor o una situación de lesión, debemos ser conscientes de si el profesional que nos va a dirigir o atender, tiene conocimientos en el abordaje de la patología, es decir, si es un profesional sanitario. Así mismo, bien conocido es que el médico nos recomiende “nadar para estar mejor”, y por el contrario, no resulta algo exitoso en todos los casos, ya que el nadar “de cualquier forma” no proporciona la completa recuperación, incluso nos puede llegar a perjudicar. Es, por tanto, de gran utilidad, que acudamos a un especialista en el medio acuático, a una Unidad de Terapia Acuática, o un centro de fisioterapia que cuente con un fisioterapeuta especialista en hidroterapia, y con experiencia y conocimientos de natación como deporte, para conseguir desarrollar el mejor plan de tratamiento rehabilitador o de mantenimiento en la piscina.

A continuación, algunos ejercicios específicos de fisioterapia acuática que desarrollamos desde nuestro centro.

Más información en nuestra Web: www.texum.es/fisioterapia-hidroterapia-madrid.html

 

Bibliografía

  1. Güeita Rodríguez J, Alonso Fraile M. Terapia Acuática: Abordaje desde la Fisioterapia y la Terapia Ocupacional. España. ELSEVIER. 2015
  2. Rebollo Roldán J. Estudio cualitativo y comparativo sobre los beneficios en salud de un programa de natación terapéutica. Fisioterapia 2008; 30 (5): 213–222.
  3. Galcerán Montana I. Tratamiento Acuático de las lesiones de hombro en deportistas. Fisioterapia 2001; 23 (1): 38-48.

Fecha de publicación

27 septiembre, 2016

Temas relacionados

- -

ARTÍCULOS

LA OTRA MIRADA

EL RINCÓN DE RAFA

Ir arriba

Usamos cookies para una mejorar su experiencia. Si estás de acuerdo haz click en el botón ACEPTAR. si quieres saber más, haz click aqui.

Aceptar