911560944

Prolapsos. Disfunciones del suelo pélvico
Iria Robles

En la entrada del mes de Diciembre se explicaron las funciones del suelo pélvico, y se relacionaron con patologías, tales como incontinencia urinaria, prolapso, etc; que determinan un mal funcionamiento del mismo.
Así, en esta entrada se va a explicar una de las disfunciones más comunes, el prolapso de órganos pélvicos, que síntomas y factores de riesgo presenta, y como se puede abordar desde la Fisioterapia.

¿Cuáles son los órganos pélvicos?

Los órganos pélvicos comprenden:

Estos órganos se mantienen en su posición gracias a una correcta interacción entre la musculatura del suelo pélvico y los ligamentos que los sostienen, siendo muy importante su función en este aspecto, ya que si estos elementos de sostén no funcionan correctamente, por ejemplo tras el parto, puede aumentar el riesgo de sufrir un prolapso o descenso de alguno estos órganos.

Iria. Septiembre (2)

¿Qué es un prolapso de órganos pélvicos?

Un prolapso hace referencia al descenso de alguno de estos órganos pélvicos respecto a su posición, a través de la vagina.
Los factores que pueden determinar la aparición de un prolapso con muy variados: edad, menopausia, embarazos, partos vaginales, episiotomía, tos crónica, obesidad, estreñimiento crónico, factores congénitos, deportes de alto impacto o cirugía pélvica previa (histerectomía), etc.

¿Qué tipos de prolapsos existen?

Hay diferentes tipos de prolapsos, según el órgano prolapsado y su localización:

Prolapso pared anterior

Prolapso pared posterior

Prolapso pared apical

Además, los prolapsos se clasifican según el grado de descenso del órgano, mediante una escala del 0 al 4, de menor a mayor gravedad.

Iria. Septiembre (1)

¿Qué síntomas aparecen?

Los síntomas pueden ser específicos o inespecíficos del órgano prolapsado, entre los que destacan:

Sin embargo, solo con estos datos no se puede determinar exactamente que disfunción del suelo pélvico se presenta, por lo que se deberá realizar una exhaustiva valoración por parte del ginecólogo y del fisioterapeuta especialista.

¿Qué puede hacer la Fisioterapia?

Un prolapso leve o moderado podrá tratarse desde la fisioterapia para reducir la sintomatología y prevenir un mayor descenso del órgano. Sin embargo, un prolapso grave, en la mayoría de los casos, deberá ser intervenido quirúrgicamente y acompañarse siempre con tratamiento fisioterapéutico posterior.

De este modo, el tratamiento fisioterapéutico se centrará en conseguir estabilizar el órgano prolapsado mediante el fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico, y su activación durante las actividades de la vida diaria.

Para ello, tras una valoración por parte del fisioterapeuta, se podrán emplear técnicas manuales, ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico, electroestimulación, biofeedback, reeducación postural y automatismo perineal, etc.

Es muy importante realizar un trabajo de prevención, disminuyendo los factores de riesgo y manteniendo el suelo pélvico íntegro para garantizar el buen funcionamiento de todas sus funciones.

En Téxum Fisioterapia contamos con fisioterapeutas especialistas en uroginecología que, tras una correcta valoración, pueden ayudar a resolver o minimizar los síntomas derivados de esta disfunción del suelo pélvico.

Fecha de publicación

1 octubre, 2015

Temas relacionados

- - - -

ARTÍCULOS

LA OTRA MIRADA

EL RINCÓN DE RAFA

Ir arriba

Usamos cookies para una mejorar su experiencia. Si estás de acuerdo haz click en el botón ACEPTAR. si quieres saber más, haz click aqui.

Aceptar