911560944

El Concepto Halliwick: Una manera de trabajar en el agua
Eva Fernández

El concepto Halliwick es un método de trabajo en el agua que, junto con otros más, ofrece gran variedad de posibilidades para abordar al paciente en el medio acuático. Fue fundado en el 1950 en Inglaterra de la mano de James McMillan quien, siendo entrenador de una escuela deportiva de natación en Londres, observó que la actividad en niñas con Parálisis Cerebral mejoraba su nivel de independencia, participación e integración en la comunidad. Poco a poco, profundizando en esta premisa, basó sus estudios en la mecánica de los fluidos y las rotaciones corporales que ésta generaba en un cuerpo humano, lo que resultaba especialmente beneficioso. Así, esta idea se fue instaurando en otros países como Holanda, Suecia, y Alemania, también como medio para que gente con necesidades especiales pudiese conseguir movimientos independientes en el agua.

El concepto estableció su eje en un programa de 10 puntos, combinando aspectos psicológicos (como adaptación o ajuste mental al medio), y físicos (control postural, rotaciones, equilibrio, desplazamientos, nado básico, etc…), para poder dotar de independencia a estas niñas en la actividad de natación. Sin embargo, poco después, analizando las causas neuromotrices que permitían el desarrollo de esta capacidad, se descubrió que un buen control postural era el precedente más indispensable para el desarrollo del movimiento libre. De esta manera, el enfoque fue tornándose cada vez más terapéutico, surgiendo así la “Water Specific Therapy (WST)” –terapia acuática específica-, en un congreso en Bad-Ragaz (1974), y se comenzó a aplicar en personas con desórdenes reumatológicos, ortopédicos y neurológicos.

Terapia acuática Halliwick

 

Diferencia entre el Programa de 10 puntos y la Terapia Acuática Específica de Halliwick

Siendo del mismo marco teórico, se consideran estos dos conceptos independientes por el grupo poblacional sobre el cual surgen y el objetivo que se persigue.

Como refleja la historia del concepto Halliwick, el programa de 10 puntos es creado para que niños con parálisis cerebral puedan ser más independientes en el agua y practicar la natación. Sin embargo, al descubrir lo beneficioso de este trabajo sobre la estructura y función corporal, el objetivo inicialmente deportivo pasa a convertirse en terapéutico, pudiéndose aplicar de forma individual en grupos poblacionales con patología. Así, buscando la mejora de la estructura y la función corporal surge la WST, desarrollada en el siguiente apartado.

PROGRAMA DE 10 PUNTOS

Se divide en tres objetivos principales, combinando el aspecto psicológico con el control corporal y el movimiento independiente en el medio. No obstante, estos tres objetivos se solapan en cada uno de los puntos, permitiendo así el máximo desarrollo de cada una de las capacidades propuestas en el programa.

También el concepto de “desapego” es básico en este esquema, queriendo significar que la plena capacidad para dirigir el cuerpo en el agua de forma independiente repercute de forma directa en un disfrute completo.

PUNTOS

SOBRE QUÉ SE TRABAJA (ejemplos)

OBJETIVO

1. Ajuste mental

Adaptación al medio.

Acomodación.

Respiración.

Confianza para disfrutar

AJUSTE MENTAL

2. Control de Rotación Sagital (CRS)

Flexión lateral de columna.

Estabilidad lateral.

Enderezamientos.

Transferencia de peso a ambos lados.

Alcances

CONTROL POSTURAL

3. Control de Rotación Transversal (CRT)

Estabilidad antero-posterior.

Fortalecimiento abdominal y lumbo-pélvico.

Transferencias sentado-de pie

CONTROL POSTURAL

4. Control de Rotación Longitudi nal (CRL)

Rotación del raquis.

Disociación de cinturas.

Marcha

CONTROL POSTURAL

5. Control de Rotación Combinado (CRC)

Control postural tridimensional.

Estabilidad dinámica.

Cambios posturales complejos

CONTROL POSTURAL

6. Inversión Mental/Empuje a la superficie

Ajuste mental. Respiración.

Confianza en el medio

Experimentación del empuje hidrostático de la flotación

CONTROL POSTURAL

7. Equilibrio en calma

Control corporal en el medio acuático

CONTROL POSTURAL

8. Desplazamiento en turbulencia

Control corporal ante turbulencias

Experimentación del efecto hidrodinámico

CONTROL POSTURAL

9. Progresión Simple

Desarrollo de movimiento simple

Mantenimiento en el agua y desplazamiento

CONTROL POSTURAL

10. Movimiento Básico

Iniciación al nado

MOVIMIENTO

 

TERAPIA ACUÁTICA ESPECÍFICA

Como ya se ha comentado anteriormente, a raíz del descubrimiento de lo terapéutico que el programa de los 10 puntos podía ser, se crearon diversas técnicas para mejorar la estructura corporal aprovechando los efectos del agua según la mecánica de fluídos y así, se creó este concepto como segunda parte en el método Halliwick. En un primer lugar nació en 1974 en un congreso en Bad-Ragaz, y posteriormente, fue especialmente desarrollado por Urs Gamper y Johan Lambeck en 1995.

Fisioterapia Texum en el agua

El abordaje que se hace en este caso, es en búsqueda de una mejora sobre la estructura o función corporal. Los aspectos sobre los que se trabajan (citados anteriormente en la tabla) serían ejemplo de objetivos de esta terapia (Por ejemplo, el control de la rotación sagital serviría, entre otras cosas, para conseguir inclinación lateral del raquis, alargar/contraer la musculatura lateral del tronco, conseguir control cefálico, transferir el peso, ganar fuerza en abdominales, o mejorar la estabilidad del hombro).

Además, también surgen técnicas de movilización directa para mejorar la movilidad o ganar control de la musculatura, de forma específica.

 ¿Cómo trabajamos en Téxum?

Terapia Halliwick TexumUtilizando el agua como “excusa”, nos sumergimos en este servicio como complemento al tratamiento convencional en sala para poder sacar la máxima capacidad a nuestros pacientes. Por ello, tras evaluar a cada individuo en la piscina y establecer los objetivos clínicos y personales de cada caso, seleccionamos la metodología de Halliwick, como herramienta para conseguir una completa adaptación al medio; y, a raíz de ahí, poder trabajar de forma específica todos y cada uno de los aspectos a mejorar.

¿Qué patologías/alteraciones son susceptibles de tratamiento en el agua?

En general, todas aquellas alteraciones tratables con fisioterapia, pueden ser llevadas a cabo en la piscina, siempre que no exista ninguna contraindicación (p.ej: infecciones en la piel, insuficiencias cardiorrespiratorias graves, etc). Sin embargo, resulta una terapia especialmente indicada en alteraciones que cursan con déficit de equilibrio, mal control motor, incapacidad o dolor para la carga o dificultad para la marcha. Entre estas, pueden estar:

Ejemplo ictus

 

Ejemplo en Ataxia

Tratamiento ataxia en el agua

Ejemplo en patología de hombro y dolor lumbar

Terapia en el agua para patología de hombro y dolor lumbar

 

Desde  Téxum.. Julia y yo, os invitamos a mojaros!!!

Julia y Eva disfrutando en el agua

Y, para despedir esta entrada, quería animar a las personas amantes de este medio a probar nuestra nueva terapia; ya que, además de experimentar el beneficio momentáneo del agua sobre el cuerpo, podrán disfrutar de experiencias únicas, divertidas y fuertemente motivantes en la lucha diaria para recuperar, mejorar y mantener la mejor de las “loterías”, SU SALUD.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

Fecha de publicación

8 enero, 2015

Temas relacionados

- - -

ARTÍCULOS

LA OTRA MIRADA

EL RINCÓN DE RAFA

Ir arriba

Usamos cookies para una mejorar su experiencia. Si estás de acuerdo haz click en el botón ACEPTAR. si quieres saber más, haz click aqui.

Aceptar